viernes, 4 de septiembre de 2015

Las facetas de mi hermana

Crecí al lado de una hermana mayor y un hermano menor, con la guía de mi amada madre. Ser el hijo de en medio suele ser interesante, por no decir estresante. Era como estar en la linea que divide el bien del mal... Y si hubo algo (o mejor dicho alguien) que hizo que todo fuera más fácil y entretenido, ese alguien fue mi hermana.

Recuerdo muy bien como, a pesar de las típicas peleas de hermanos, congeniamos muy bien desde niños. Tenemos una larga lista de anécdotas, desde momentos tristes hasta momentos alegres o cómicos. Por ejemplo, recuerdo como disfrutaba verme volverme loco cuando ponía música de Eminem (o de algún otro artista de Rap o de Rock), incluso hasta el punto de tomar yo mismo una cubeta y golpearme (lo se, uno de niño hace locuras. Y en serio se moría de risa... Claro que a esa edad yo no comprendía que se burlaba jaja). Aunque lo anterior suene cruel, estoy consciente de que yo le hacía sufrir muchas veces por mi comportamiento y esos momentos de risa supongo que eran su compensación. 

"La Nena" (como le llamamos todos en casa) ha tenido muchas facetas interesantes en su vida, de las cuales me gustaría contarles un poco...


La basquetbolista:
Antes de que Campero un restaurante de pollo frito existiera cerca de nuestra casa, en ese mismo terreno había una cancha polideportiva. Le encantaba ir a jugar baloncesto todas las noches, llegó a ser muy buena en ello. A veces iba con los/as vecinos/as, a veces con los amigos o incluso todos los anteriores, una de las cosas más importantes era que siempre había con quien jugar. 
Por mi parte prefería el fútbol, pero en ocasiones se volvía un campo de guerra cuando los horarios de las chamuscas coincidían con los horarios de los 21, al final cualquiera que viera desde fuera la situación, no entendería si se jugaba baloncesto o fútbol... O matado.


La reina de belleza:
Desde elección de Señorita Instituto, pasando por varios certámenes parecidos, hasta elección de Flor de la feria. Eventos que a mi sano juicio son extremadamente aburridos, pero que cuando participaba mi hermana se convertían en las veladas más emocionantes. De esas cosas difíciles de explicar, debo decir que no me arrepiento de haber estado en cada concurso en el que participó ella. Con orgullo también digo que es de esas mujeres que exponían inteligencia al lado de belleza. Aplausos por ello.


La niñera:
Quizá ese término no sea el adecuado, pues considero que ninguna niñera haría su trabajo como ella lo hizo. Soportó los berrinches de mi hermano, soportó mis arranques (en una ocasión le rompí una foto con su amiga), se preocupó por nuestro bienestar y todo esto (y más) lo hizo de corazón.


La cantante:
Uno de los dones que Dios le dio fue su voz. De nuevo nos aventurábamos a ir de evento en evento, pero ahora ya no llevaba un número de participante sobre su traje, ahora era la encargada darle el toque musical a las veladas. Cantando desde Pop hasta Rancheras (jaja) y en algunas ocasiones a dueto con mi hermano. Era realmente emocionante estar en el público y aplaudir con un montón de desconocidos al rededor. Pensar "Esa es mi hermana". También le tocó que tomar el micrófono y dirigir punto a punto el programa de varias actividades.
Ahora está algo inactiva y alejada de los escenarios, pero no crean que ha dejado de cantar... Cada vez que viene a casa, repite como 500 veces alguna canción que le haya gustado (nunca se sabe cual será cada semana) en la computadora y claro, la canta a todo pulmón.


La vendedora:
Gracias a su primer trabajo, desarrolló la habilidad para venderte hasta el aire (jaja), creo que en esta familia el negocio se trae en la sangre, aunque claro está que no todos tienen su habilidad de administrar (cof cof, Orange System). Desde motos hasta carros, desde shampoo hasta jabón, no voy a olvidar de la disparatada pero efectiva idea de tener un puesto de productos naturales para el cabello en feria del pueblo. Aunque yo creía que se había vuelto loca, la idea de la feria resultó siendo muy buena.


La fotógrafa:
Esta probablemente podría catalogarse como la más reciente de sus facetas. Ya sea por gusto propio o por cubrir algún evento (Bodas, cumpleaños, bautizos, graduaciones, etc:), mi hermana tiene la habilidad para contar historias a través de las imágenes que capta con su lente. Los invito a visitar su fanpage --> https://www.facebook.com/fotografiadianagarcia allí pueden conocer su trabajo.
Finalizó sus estudios universitarios con excelentes notas y aunque actualmente no ejerza como periodista de manera oficial, se que podría hacerlo en cualquier momento si lo quisiera.


Estas son solo algunas de las cosas por mencionar y realmente considero que me quedo corto. Así es Diana Gabriela García Grajeda, multifacética, positiva, alegre, perseverante, luchadora, firme y con muchas otras virtudes. Es precisamente esa habilidad reinventarse, la que se convierte en su principal aliada y estoy seguro de que podrá enfrentar cualquier obstáculo que se le presente.


¡FELIZ CUMPLEAÑOS NENA! 



PD: Pronto estarás a la faceta de esposa (jaja), éxito y bendiciones para José y vos, que Dios bendiga su matrimonio. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario